3.29.2018

LOS HIJOS DE LA DONACIÓN DE GAMETOS


No es ninguna novedad que nuestra Sociedad se va viendo afectada por las disfunciones en la reproducción sin embargo a partir de los hallazgos de los doctores Edwards y Steptoe, el campo de la reproducción asistida ha evolucionado considerablemente.

Si bien en un inicio pareciera como si la responsable de todos los males del mundo era la mujer, en la actualidad cada vez va otorgándose tanta o más importancia al factor masculino que va mostrándose considerablemente sensible al tema de los disruptores endocrinos -sustancias químicas que alteran el sistema endocrino (ftalatos, benzofenonas, parabenes, bisfenol A...)-.

Así las cosas, cuando las inseminaciones o las transferencias dan ese fruto tan deseado y llega un bebé se abre una nueva duda para la pareja y es la que hace referencia a si merece la pena contar a los hijos que han nacido gracias a la donación de gametos. Por lo general, se trata de una cuestión que muchas veces, al no ver claro como actuar, se acaba postergando o sencillamente eternizando y no encontrando nunca el momento adecuado para abordar este tema con el hijo o la hija habidos por esa vía.

Salvo casos especiales, por lo general los profesionales de la SMR -Salud Mental Reproductiva- somos partidarios de que se explique a los hijos cómo pudieron venir a este mundo.


La edad a la que se aconseja ofrecer este tipo de información podria estar ubicada a partir de los 3 años hasta alrededor de los 10/12 y siempre teniendo  presente que cada niño es un mundo y que lo que resulta adecuado para un chiquillo puede no serlo para otro. Por esta razón el consejo de un professional experto en el tema puede ayudar a valorar si es un buen momento para el menor y también para esos mayores. Una vez efectuada la valoración de esa conveniència podrá pasarse a ver como puede darse la información para que sea integrada de la mejor manera posible.
Existen estudios que afirman que es menos perjudicial si los niños reciben información a una edad temprana acerca de su concepción vía donante  (Jadva, Freeman, Kramer & Golombok, 2009).

Así las cosas, parece ser que el secretismo en relación a la donación de gametos puede comportar distancia emocional entre los miembros de la família. Además el hecho de revelar de forma tardía la identidad al hijo o hija podria afectarle en relación a la construcción de su identidad adulta.

Por supuesto, lo importante en estos casos es no dejarse vencer por los tabús, o por el miedo a ser rechazado como papa o mamá. Si no se revela esa cuestión de identidad al menor debido a estos motivos, ese ruido de fondo puede seguir distorsionando la atmosfera familiar. En estos casos el consejo profesional puede resultar de gran ayuda para valorar la conveniencia y en caso de contemplar esa revelación como adecuada podrá analizarse de que forma se explicarà y como podrá procederse. 

Para lograr nuestro objetivo podríamos utilizar el abordaje EMDR  que además de ayudarnos a procesar los aspectos que nos bloquean en función de aquello que pasó, también podría echarnos una mano trabajando desde la óptica de la plantilla de futuro.

Finalmente, puede ser importante recordar el enfoque de la legislación efectuada en este tema en España, estamos hablando de la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida (LTRHA) que, entre otros puntós- dice así “Artículo 5.5: "La donación será anónima, custodiándose los datos de identidad del donante en el más estricto secreto y en clave en los Bancos respectivos y en el Registro Nacional de Donantes”



3.10.2018

Por la ola de la mujer que va y viene pero no se detiene...


Transcurrido este importante 8 de marzo de 2018, retomo ese profundo sentir que me llevó en 2009 a pensar en "El bozal"

Por las palabras no dichas
Por las letras no escritas
Por los silencios dolidos
Por las manos honradas y no recompensadas
Por la ola de la mujer que va y viene pero no se detiene...

EL BOZAL. 
de Isabel Coch para Duoda (18/03/2009)



Quítame el bozal, vida. ¡Quítamelo!
Deja ir mis cuerdas libres

y yo suelto las vocales.

Verás como suenan de nuevo.

Las cantaré, una por una,

como la primera vez;

como si nadie forzara,

casi como del revés.


Un bozal impuesto, un bozal legado.

Quienes demasiado hablaban,

allí, dejadas de lado.


Quítame el bozal, vida. ¡Quítamelo!

Con casi cincuenta en la vida…

Ya no, gritar en silencio.

Ya no, silenciar mi grito.

El bozal, YO, me lo quito.


El bozal tan sabiamente burlado,

tan obviado, tan obviado…

Ese bozal tan llorado.

El cuaderno de la Lessing,

Gaite detrás de su cuarto,

Harent, Diótima, Muraro,

Duoda y las que allí se quedaron…


¡Mujeres!. Mujeres al fin y al cabo.

Hijas de hijas de hijas.

¡Mujeres! Ellas y el pecado…


Y el bozal no supo olvidar…

El bozal nos encerró.

Nos encerró en nosotras.

Nos encerró con nosotras,

con nosotras y el amor.


El bozal del no decir,

con el yugo del no hablar.

Deshaciendo nuestro hacer,

rehaciendo una vez más.


¡Mujer! Ya se abrió.

Tu misma te lo soltaste.

¡Mujer! Habla sin dolor.

Transmite todo tu amor

al hombre que lo perdió;

al hombre que, a sí mismo, una parte se robó.



POEMA "El bozal" dedicado a Duoda y leído por la autora en la Jornada 18/03/2009

1.20.2018

El trauma no resuelto genera más trauma.


Cuando miramos el mundo desde la perspectiva del trauma nos damos cuenta de la importancia que tiene el ajuste interno para lograr una visión y una actitud ante la vida lo más equilibrada posible. Si ese ajuste es deseable para una madre o un padre en relación al futuro equilibrio y bienestar de su prole, más necesario va a ser cuando la persona ejerce un cargo de importancia como pudiera ser el caso de maestros, médicos, psicólogos, abogados, jueces, políticos...

Por lo general, nuestro entorno social carece de una perspectiva profunda del elemento trauma. Así las cosas, cuando preguntamos a un ciudadano cualquiera qué es trauma para él, la mayoría de las veces se nos responde con un ejemplo que relata una situación dolorosamente espectacular como bien pudiera ser un atentado, un atraco, un terremoto, una muerte fulminante, etc. 
Cuando se percibe el trauma desde esta perspectiva estamos hablando del tipo de trauma que puede ser llamado T pero el trauma no termina en ese tipo de experiencias sino que va mucho más allá.

Los profesionales de esta área otorgamos tanta o más importancia al trauma t que aparece en minúsculas no por ser de calidad inferior sino solo para poder diferenciarlo de la otra categoría. El trauma t también llamado trauma relacional puede aparecer a partir de vivencias que nos erosionan en nuestros primeros tiempos y pueden tener mucho a ver con el equilibrio y/o las vivencias de nuestras figuras de apego.

Así las cosas, aunque muchas veces seamos resilientes, cuando el dolor nos supera y se estanca en nuestras redes neuronales corremos el riesgo de rompernos por dentro. 
Ciertas personas se dan cuenta de ello. Otras se fracturaron en tiempos tan remotos que para ellas esa fractura, sin ser normal, es su normalidad y le tiñe la visión… y la vida.

Cuando la disociación aparece en nuestra vida nos sugiere que algo no se resolvió y sigue latente en espera de ser activado cuando se den las condiciones adecuadas para ello.

Si seguimos la línea que nos brinda la teoría de la disociación estructural de la personalidad (Van der Hart, Nijenhuis & Steele, 2006/2008) entendemos que en nuestro interior podemos distinguir una parte aparentemente normal -PAN- que trata de hacer la vida del día a día y una parte emocional -PE- que sigue encadenada al trauma. En función de la gravedad del trauma podemos presentar disociación de nivel primario, secundario o terciario. Así pues el individuo puede presentar desde una leve disociación -primaria- que le ayuda a no contactar con el núcleo doloroso del trauma permitiéndole y ocasionándole una cierta conexión con su realidad hasta un nivel de disociación tan importante -terciaria- que su diagnóstico le lleva al TID -trastorno de identidad disociativo-.

Ver el mundo desde este prisma nos ayuda a ser conscientes de la importancia de nuestro ajuste para así poder estar presentes al máximo en nuestro interior sin pérdida de energía, sin fisuras, sin amnesias, sin dobleces… para pilotar nuestra vida desde nuestro asiento real y no desde la visión de un copiloto ajeno a nosotros mismos y que sigue encerrado en el miedo o la rabia o…los parámetros que experimentó en el momento de la vivencia traumática.

Si alguien se pregunta si realmente es tan importante el alcance del trauma podemos responder con algunos ejemplos...
Cuando un/a maestro/a presenta disociación, un alumno determinado podría activarle su PE que será la responsable de no tratar a ese niño de una forma profesional. El trauma no resuelto genera más trauma.

Cuando el/la psicólogo/a no tiene resueltos sus traumas puede llegar a efectuar una terapia irresponsable, afectando a sus pacientes. El trauma no resuelto genera más trauma.

Cuando un/a médico sigue conectado/a -consciente o inconscientemente- al elemento trauma su proceder no podrá ser todo lo profesional o impecable que éste/a desearía. El trauma no resuelto genera más trauma.

Cuando un político no sabe, no reconoce o no admite sus experiencias traumáticas puede llegar a poner en peligro a buena parte de la humanidad. El trauma no resuelto genera más trauma.

Cuando un padre o una madre se disoció para poder soportar “aquello”, una parte de él/ella seguirá faltando para poder querer y educar plenamente a sus hijos y correrá el riesgo de transmitirles parte de su programación errónea. El trauma no resuelto genera más trauma.

Es importante destacar que no todo profesional de la salud mental está especializado en trauma. 
Para quién desee informarse es importante recordar que la O.M.S publicó unas directrices sobre la atención de salud mental tras los eventos traumáticos .


7.26.2017

Más allá de la 18ª Conferencia EMDR Europa


Este mes se ha celebrado en Barcelona la 18th EMDR Europe Conference. Se trata de un evento europeo anual que reúne a profesionales del área del EMDR. En esta ocasión EMDR España fue la anfitriona y en esta edición acudieron terapeutas -psicólogos y psiquiatras- de todos los continentes.


Es importante recordar que el lema de esta Conference propuesto por EMDR-España ha sido EMDR, La psicoterapia del siglo XXI" y cabe decir que este enunciado, más que un emblema es la visión de que tenemos los terapeutas EMDR en relación a que este abordaje terapéutico nos permite llegar al fondo de la cuestión. Así pues no se trata de efectuar una terapia de carácter dialéctico ni una terapia conversadora ni, por supuesto, una terapia inacabable. EMDR va al grano y resuelve de tal manera que en 2013 la OMS aconsejó el abordaje EMDR para tratar a niños, adolescentes y adultos con trastorno de estrés postraumático.

No deberíamos olvidar que el EMDR no implica una descripción detallada del evento traumático por parte del paciente ya que este trauma se procesa por medio de las emociones, cogniciones y sensaciones corporales que la experiencia traumática provoca en el paciente. Por este motivo en EMDR tenemos tan presente el riesgo que supone la retraumatización que puede darse cuando la terapia, al no estar tan estructurada como lo está el protocolo de abordaje EMDR, puede ir repitiendo y reabriendo el suceso doloroso que marcó al paciente en su momento.

Así las cosas entendemos la importancia capital de que el terapeuta esté formado en trauma ya que en caso contrario al no poder reconocerlo, tampoco puede abordarlo adecuadamente.

Y referente a los traumas, podríamos decir que haberlos, haylos, en el sentido de que este término abarca desde aquella experiencia impactante hasta el malvivir de una infancia triste o no tenida en cuenta o simplemente ignorada i desdibujada como perdida en un limbo.
Hoy día, gracias a los avances en neurobiología, informática y técnicas radiológicas avanzadas podemos constatar la evolución que efectúan las  estructuras cerebrales que se veían afectadas por el trauma. Así pues en el campo de EMDR existe considerable investigación que nos demuestra como el cerebro por vía de una abordaje terapéutico adecuado puede ir sanando.

EMDR cuenta con  una importante evidencia empírica 

A destacar la intervenciones de Ana Gómez, Andrew Moskowitz y Martin Teicher.

Ana Gómez y un grupo de compañeros EMDR

Precisamente el Dr.Martin Teicher en la conferencia inaugural de este último Congreso Europeo y en su workshop posterior nos habló magistralmente de la  relación a los últimos hallazgos -de su departamento en Harvard- entre el tipo de abuso sufrido en la infancia y sus secuelas en la edad adulta. Según sus investigaciones, la exposición a la adversidad infantil aumenta notablemente el riesgo de desarrollar alteraciones  del estado de ánimo, ansiedad, personalidad, abuso de sustancias y trastornos psicóticos. Los estudios sugieren que las secuelas clínicas pueden provocar, al menos en parte, efectos adversos duraderos sobre el desarrollo cerebral. Generalmente, la aparición temprana y la mayor duración del abuso se han asociado con mayores cambios cerebrales, pero esto puede ser una simplificación excesiva. Una hipótesis alternativa es que las regiones cerebrales sensibles al estrés tienen sus propios períodos sensibles únicos (o ventanas de vulnerabilidad) a los efectos del estrés temprano. Además, algunas de las consecuencias adversas de la exposición al estrés temprano pueden permanecer ocultas hasta que se desenmascaran por sucesos maduracionales posteriores. Se revisaron las investigaciones para destacar los efectos del abuso infantil sobre el desarrollo del hipocampo, los tractos de materia blanca y las regiones corticales. Se presentó evidencia identificando los períodos sensibles cuando las regiones específicas del cerebro son más vulnerables a los efectos del estrés temprano. Además, se presentaron resultados que demuestran que los sistemas sensoriales y las vías que transmiten la experiencia adversa del abuso son selectivamente orientados por el tipo de abuso experimentado.

Dr.Teicher

Realmente cuando atendemos conferencias de este nivel nos damos cuenta de la importancia que tiene la inversión en investigación para poder ir avanzando en conocimiento y, consecuentemente, en aplicación terapéutica.


En esta edición,  el Premio David Servan-Schreiber viajó hasta tierras gallegas ya que fue concedido a nuestra compañera Dolores Mosquera.
Dolores Mosquera recibiendo el David Servan-Schreiber Award

La Conference EMDR de Barcelona nos brindó la oportunidad de saber más en relación a temas tan dispares como, entre otros, el trauma en los adultos y en los niños; También versó sobre  trauma y  apego, y, por supuesto que abordó el trauma y la disociación. También se debatió en relación al EMDR y el rendimiento máximo o el trabajo EMDR en los sueños, contando también con intervenciones centradas en depresión , psicosis, ansiedad, trastorno bipolar, duelo, vergüenza, las problemáticas de fertilidad, etc.


La próxima Conference tendrá lugar el verano de 2018 en Francia,  concretamente en Strasbourg. Mientras esperamos poder reunirnos una vez más para seguir aprendiendo y compartiendo, aquí os dejo un interesante artículo de EMDR publicado recientemente.

5.07.2017

Calentando motores EMDR en Barcelona. La previa a 18th EMDR Europe Conference.


El pasado 5 de mayo, en el COPC de Barcelona nos reunimos un numeroso grupo de colegiados con afán por compartir conocimientos, intereses, novedades en el área del abordaje terapéutico EMDR. Esta vez, aprovechando los últimos avances en comunicación, decidimos transmitir el acto completo vía streaming o sea que además de los asistentes presenciales contábamos con los colegiados que decidieron seguir las ponencias desde las otras sedes del COPC o, cómodamente, desde sus domicilios y/o consultas.

La iniciativa de ese acto formativo surgió de la mano del Grupo de Trabajo en EMDR del COPC que viene reuniéndose y trabajando en Barcelona desde 2015, año en que se creó esta maravillosa sinergia de comunicación y trabajo personal/grupal.

Considero importante destacar el esfuerzo colectivo y personal que entraña una iniciativa de este tipo. Así pues, no sólo hay que agradecer a los compañeros que en esta ocasión compartieron sus conocimientos con los asistentes sino que es fundamental destacar el trabajo interno no visible que existe tras las bambalinas por parte de compañer@s que en este caso no intervinieron pero que sí lo hicieron anteriormente y seguirán haciéndolo en otras ocasiones.

Esta vez se decidió abrir el acto con la conferencia de la psiquiatra Anabel González "Trauma, regulación emocional y EMDR" y cabe decir que su intervención fue muy enriquecedora para los profesionales del EMDR y como no, también para los asistentes que acudieron al acto para saber más en relación a EMDR. Ni que decir tiene que esperamos con gran interés la formación que nos ofrecerá Anabel en el próximo congreso de Barcelona -info-

Anabel González y Walter Lupo




A continuación siguió la mesa redonda compuesta en esta ocasión por los psicólogos Roser Batalla, Walter Lupo, Sandra Nogués e Isabel Coch.

Roser Batalla nos habló de cómo tratar a la población infantil con EMDR mientras que Walter Lupo disertó en relación a EMDR y el trastorno mental grave haciendo hincapié en las investigaciones que se han llevado a cabo en trastorno bipolar y EMDR y que culminaron otorgando el premio al equipo liderado por el dr.Benedikt Amman en el Congreso EMDR que se celebró en Milán en 2015. Cabe decir que este equipo sigue con su línea de investigación así que es importante tener en mente su próxima intervención en el congreso deBarcelona -info-.



La siguiente en intervenir fue Isabel Coch quién hablando de EMDR y Fertilidad ofreció un avance del workshop que dará el 1 de julio en el congreso de Barcelona -info-. Finalmente Sandra Nogués nos regaló una interesante y refrescante ponencia en relación a la aplicación de EMDR en alto rendimiento; un campo que sin lugar a dudas seguirá in crescendo.



Cuando se celebran actos de este estilo vemos la gran importancia que tiene tanto la formación como el intercambio entre nosotros, los profesionales. Así las cosas, las sinergias de los GT Grupos de Trabajo se enlazan y potencian con reuniones, encuentros, mesas redondas, conferencias, congresos dónde nos dedicamos a formarnos para seguir ejerciendo en aquello que tanto amamos. 



¡Os esperamos en la 18th EMDR Europe Conference.!


1.08.2017

LA RESONANCIA DEL VÍNCULO.

Aristóteles estaba en lo cierto cuando afirmaba que el hombre es por naturaleza un animal social ya que, una vez nacido para seguir con vida necesita apoyo y cuidado por parte de otras personas. Sin embargo, hoy día sabemos que su máxima puede sabernos a poco puesto que para realizarnos como seres humanos completos no nos basta con subsistir, necesitamos vincularnos, sentirnos contenidos y, a poder ser, queridos, muy amados.

Durante nuestra gestación este proceso de vinculación se efectúa de forma inconsciente por parte del feto y a lo largo de nuestros primeros tiempos vamos tomando consciencia progresivamente de ese lazo y conforme  van madurando nuestras estructuras cerebrales lo sentimos, lo absorbemos, lo integramos, lo reconocemos, lo buscamos, lo necesitamos.




Las criaturas sin vínculo se hallan perdidas, confusas en tierra de nadie, como si anduvieran dentro de un sueño.




A modo metafórico podríamos decir que el recién nacido tiene en su interior una esponja cerebral que en sus inicio no se halla expandida con todo su potencial y/o esplendor sino que aparece inicialmente desprogramada o deshidratada y será a partir de la adecuada conexión vincular con la figura de apego cuando podrá ir absorbiendo ese amor que le permitirá nutrirse, desarrollarse y sentirse contenido, acompañado, querido...


El bebé sin vínculo es un ser al que la vida le usurpó ese adulto o eje de referencia y al no poder contactarlo se confundió, y ese alejamiento o distancia emocional para con la figura de apego repercute sobre él ya que no le permite el centramiento o encajarse consigo mismo. No sabe cómo hacerlo a no ser que alguien se lo muestre, se lo enseñe o le dedique una mirada de conexión física y acompañada, a poder ser, de conexión amorosa, compasiva.

La criatura sin vínculo es como el sediento que busca agua en el desierto y termina por quedarse cerca del cactus que pincha pero que de alguna manera puede hidratarle, a la vez que teme salir de ese perímetro que aparenta ser de seguridad pero que, en el fondo, es limitante y reduccionista. Sin embargo, el desconocimiento del terreno y el miedo a perder lo poco que tiene no le permite explorar ya que, al ser tan joven, carece de recursos.




Y es que cuando nos vinculamos, para bien o no, algo se esculpe dentro de nuestro ser.

Quién nos da la vida y nos alimenta por lo general acaba alabando o reprobando nuestros actos. Así pues, nuestros primeros pasos, andanzas, reacciones y demás son perfilados, realzados de forma consciente o no por el artífice de turno que modela nuestros esquemas mentales al estilo del artesano que repuja cuero.

Alguien podría apuntar que en el hecho de vincularse, de apegarse, la psique del menor acaba actuando a modo de caja de resonancia que lo cincela a partir de los parámetros emitidos por esa madre, ese padre o quién tenga la función de figura de apego.

Así las cosas, a simple vista, parecería que lo peor que puede sucederle a un menor es no contar con esos padres que lo concibieron pero eso no es del todo cierto ya que si las circunstancias de la vida le facilitan una familia de adopción o de referencia  equilibrada y madura podrá tener la posibilidad de sanar aquello que, en un principio, pareció marchitarse. Así pues cuando el bebé tiene a su vera a esa madre y ese padre  será de vital importancia valorar la calidad de apego que partirá del estado de equilibrio emocional del adulto en cuestión.

De ahí nos surge una profunda reflexión que nos lleva a interrogarnos en relación a la calidad del vínculo que ofrecemos a nuestros hijos...
*¿Juegas con tus hijos? ¿Compartes tiempo con ellos? Recuerda que no les basta con tu presencia física... Los niños necesitan el contacto físico, las miradas de ternura, complicidad...el afecto.
*Sincérate contigo mism@. ¿Tienes cuestiones emocionales pendientes de resolver? Analiza tu estado emocional y haz una valoración de cómo podría afectar a tu prole. Si no sabes cómo desenvolverte en este tema acude a alguna asociación profesional de psicólogos con garantía para que te orienten en este importante tema. 


“Di a aquellos que amas que realmente los amas y en todas las oportunidades y recuerda siempre que la vida no se mide por la cantidad de aire que respiraste, sino por los momentos que tu corazón palpitó fuerte: de tanto reír, de sorpresa, de éxtasis, de felicidad, sobre todo de querer sin medida” Pablo Picasso

Maternidad- P.R.Picasso